La respiración y el equilibrio cuerpo-mente

La respiración y el equilibrio cuerpo-mente

De la misma manera que la respiración se ve afectada cuando vivimos una situación emocional agradable o desagradable (alegría, tristeza, llanto), las técnicas sofrológicas utilizan la respiración para serenar nuestros pensamientos y emociones, y alcanzar un estado de paz y equilibrio.
Así conseguimos un estado óptimo de equilibrio entre el cuerpo y la mente.

El sistema respiratorio, fuente de vida y de oxigenación de nuestro organismo, es un elemento central de nuestra fisiología. Es el único sistema autónomo de nuestro organismo (frente, por ejemplo,
al sistema cardíaco, digestivo o inmunitario) sobre el que podemos ejercer una acción voluntaria.
El aprendizaje de la respiración diafragmática pausada permite aumentar el volumen pulmonar y disminuir la frecuencia respiratoria, lo cual tiene el efecto de activar el sistema nervioso autónomo parasimpático. Esta activación es una fuente de relajación física y mental. Nos ayuda a gestionar
los momentos de tensión emocional y de estrés, y nos enseña a generar sentimientos positivos de paz y serenidad.

Técnica de respiración diafragmática

Postura: de pie, sentado o acostado, con los ojos cerrados.

Inspiración: fase activa, preferentemente a través de la nariz.

Sofrología ejercicio inspiración

Espiración: fase pasiva, dejamos que el aire escape libremente a través de la nariz o la boca.

Espiración Sofrología

FASE 1: Observación de la respiración

  • Con una mano en el esternón y la otra en el abdomen.
  • Observación: ¿Dónde se produce la respiración? ¿A nivel torácico? ¿A nivel abdominal? ¿En ambos? ¿Es lenta? ¿Rápida? ¿Regular? ¿Irregular?

FASE 2: Guiar el flujo de aire a la base de nuestros pulmones

Cuando inspiramos, nuestra pared abdominal se dilata como un globo permitiendo al diafragma bajar para aumentar nuestra capacidad pulmonar. Con la espiración nuestra pared abdominal retorna a su posición inicial.

  • Respiramos sin esfuerzo, nos dejamos ir y observamos.
  • Disfrutamos plenamente del momento y contemplamos las sensaciones agradables.

FASE 3: La pausa natural

Una vez aprendida la respiración diafragmática, introducimos una pausa natural de la respiración al final de la espiración, antes de inhalar de nuevo. Esta pausa se puede prolongar con
la práctica, pero debe seguir siendo agradable y realizarse sin esfuerzo. Cuando efectuamos este entrenamiento dejamos emerger una agradable sensación de bienestar y serenidad.

Os dejamos con el audio de este ejercicio. Esperamos que los disfrutéis!

0 Respuestas en La respiración y el equilibrio cuerpo-mente"

Deja un mensaje