Testimonio de una alumna del curso valores, estudio y sofrología

Testimonio de una alumna del curso Valores, estudio y sofrología (VES).

Desde muy pequeña había tenido problemas con los estudios: no me concentraba, los resultados no eran los esperados después de haberme pasado horas y horas  estudiando. Cosas que para la mayoría de los alumnos eran normales, para mí no lo eran. Me detectaron una serie de dificultades; pero no penséis, ni mucho menos, que tenía discapacidades  mentales, aunque sí una serie de obstáculos que impedían que todo el tiempo que dedicaba al estudio se viera reflejado en los resultados de las evaluaciones.

Acudí a a una serie de especialistas, pero a pesar de ello continuaba teniendo más dificultades que el resto de mis compañeros.

A los 16 años, ya cursando el Bachillerato, gracias a mi tutora realicé un curso de Sofrología llamado “Método VES” dirigido a estudiantes de ESO y Bachillerato. La sorpresa fue enorme, pasé de suspender todos los exámenes a no suspender ninguno. No sólo aprobé el Bachillerato sino que logré pasar la Selectividad. Actualmente estoy estudiando Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la Universidad.

Para conseguir todo esto tuve que dedicar una parte de mi tiempo a la Sofrología. Realizaba las técnicas en cualquier momento del día: al levantarme, en el instituto, antes y después de comer o ponerme a estudiar, antes de irme a dormir y en cualquier situación que lo considerara necesario.

Por medio de este testimonio quiero transmitir que la Sofrología aporta unas técnicas que podemos aplicar en la vida diaria, las cuales nos ayudan a obtener un mayor rendimiento en cualquier ámbito; ya sea en el trabajo, los estudios, el deporte, la familia, etc.

Para mí, en concreto, la Sofrología se ha convertido en un elemento primordial en mi vida. Aunque, para llegar a la situación en que me encuentro actualmente, he tenido que superar muchos obstáculos. No ha sido cosa de un día para otro, he necesitado mucha dedicación al estudio complementada con la práctica de las técnicas sofrológicas; y, lo más importante, tener claro qué objetivo quería conseguir y mantener una disposición positiva para ello.

Un ejemplo contrario al mío, es el de una compañera que realizó también el curso VES, pero ella no practicó las técnicas sofrológicas diariamente y como consecuencia estuvo a punto de repetir segundo de Bachillerato y no pudo realizar la selectividad. Todo ello provocado por una falta de voluntad.

Animo a todo aquel que quiera alcanzar algún objetivo, ya sea en el campo del deporte, estudio, trabajo, etc., a que practique técnicas sofrológicas; junto con voluntad y disciplina puede conseguir esa meta.

Noemí Delgado, alumna del curso VES.
Actualmente es licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

¿Te interesa realizar el curso sobre valores, estudio y sofrología? Consulta la siguiente convocatoria del Método VES.

0 Respuestas en Testimonio de una alumna del curso valores, estudio y sofrología"

Deja un mensaje