Qué es la Sofrología

La Sofrología es una escuela científica, que tiene como objetivo el estudio de la consciencia y la conquista de los valores existenciales del ser. Fue fundada por el médico neuropsiquiatra Dr. Alfonso Caycedo en 1960 en Madrid. La palabra Sofrología viene de las raíces griegas: SOS (equilibrio), PHREN (psique) y LOGOS (estudio). Etimológicamente significa el estudio de la consciencia en equilibrio. La Sofrología es una disciplina que utiliza técnicas de relajación y de imaginación como medio para el desarrollo del bienestar pscicofísico del ser.

La SOFROLOGÍA CAYCEDIANA® es la AUTÉNTICA SOFROLOGÍA

Al no estar protegido legalmente el término Sofrología, fueron muchas las escuelas que se crearon, utilizando su terminología para designar diferentes técnicas y programas, algunos de ellos opuestos a sus verdaderos objetivos. Fue entonces cuando el Dr. Caycedo constituyó la «Sofrología Caycediana» registrándola con la finalidad de salvar la autenticidad del método.

OBJETIVOS DE LA SOFROLOGÍA CAYCEDIANA

La Sofrología es una disciplina científica que tiene como objetivos:

El estudio de la consciencia humana. Además de estudiar la consciencia humana desde el punto de vista teórico, la sofrología ofrece una metodología para que el individuo conozca de forma vivencial su propia consciencia.

La aplicación de las técnicas sofrológicas a nivel terapéutico. Los profesionales de las ciencias de la salud (médicos, enfermeras, psicólogos, fisioterapeutas, logopedas, odontólogos, etc.) utilizan las técnicas sofrológicas de forma única o complementaria a su terapia con el fin de que el paciente las incorpore dentro de su propio tratamiento (ver aplicaciones en terapia).

La aplicación de las técnicas sofrológicas a nivel a nivel pedagógico. La metodología sofrológica se aplica para reforzar capacidades intelectuales tales como la atención, concentración, aprendizaje y memoria en diferentes grupos de edad.

A nivel preventivo, aporta un método de entrenamiento (la Relajación Dinámica de Caycedo) para toda persona que quiera conocer mejor su consciencia, desarrollar sus capacidades, adquirir mayor resistencia ante problemas de origen psicosomático y conquistar una mejor calidad de vida.

El método utilizado en Sofrología, el método Caycedo, consiste en una serie de técnicas de relajación, ejercicios respiratorios, movimientos corporales y estrategias de activación mental que tienen como fin el conocimiento de sí mismo y el desarrollo de la consciencia. De forma progresiva y metódica la persona va aumentando la percepción y conocimiento de su propia corporalidad, sus emociones, sus pensamientos, su conducta y sus propios valores. Ella misma va desarrollando su voluntad para mejorar aquellas capacidades que quiere potenciar y tratar sus percepciones, sentimientos o pensamientos molestos.

La Sofrología Caycediana hace énfasis en el ser humano como sujeto de sí mismo, de sus pensamientos, de sus emociones, de sus actuaciones y no objeto de sus impulsos, de sus sentimientos o de las circunstancias. Siendo una disciplina basada en la fenomenología, potencia la consciencia, la libertad y la responsabilidad del individuo.

La Sofrología Caycediana,

la sofrología auténtica

 

La sofrología es una ciencia
que estudia la consciencia en equilibrio, y una disciplina para el desarrollo de los valores personales, inspirada en la fenomenología existencial.

La Sofrología Caycediana

La Sofrología Caycediana es la sofrología en su forma auténtica, con su metodología original, desarrollada desde 1960 por su fundador, el psiquiatra y profesor Alfonso Caycedo.

Un entrenamiento del cuerpo y de la mente para desarrollar serenidad y bienestar.

La sofrología es un método de entrenamiento también llamado Método Caycedo. Se emplea en ciencias de la salud, educación, deporte y desarrollo personal.

Su objetivo es ayudar a fortalecer actitudes y valores positivos en la vida cotidiana, tanto en el ámbito profesional como personal, así como desarrollar capacidades para la gestión activa del estrés y de las emociones negativas.

La sofrología ayuda al individuo a desarrollar una consciencia serena tras seguir un entrenamiento personal basado en técnicas de relajación y de activación del cuerpo y de la mente. Se fundamenta en la observación y en el estudio de la consciencia, la percepción corporal y de la relación cuerpo-mente, así como de su influencia en la vida diaria.

La práctica regular de la sofrología, primero acompañado por un profesional y luego de forma personal e independiente favorece la optimización de sus capacidades y la eficacia en su vida diaria.

Entrevista con la Dra. Natalia Caycedo, psiquiatra, licenciada en neurofisiología y neuropsicología, hija del profesor Alfonso Caycedo, fundador de la sofrología. Es presidenta de Sofrocay, Instituto Internacional de Sofrología Caycediana y responsable de la formación en Sofrología Caycediana a nivel internacional.
Responde aquí a la pregunta: ¿qué puede aportarme la práctica regular de la Sofrología?

Qué es el método Caycedo ?

El Método Caycedo® consiste en el conjunto de una metodología llamada Relajación Dinámica de Caycedo (RDC) y una serie de técnicas específicas.

Los tres ciclos de la Relajación Dinámica de Caycedo y sus técnicas específicas

La Relajación Dinámica de Caycedo es una metodología coherente y estructurada que consta de doce grados. Su práctica conduce al desarrollo de la percepción de nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestros estados emocionales y de los valores que nos son propios. Este descubrimiento implica conquista; se trata de una transformación consciente y positiva de nuestra actitud hacia nosotros mismos y el mundo que nos rodea.

Los doce grados se dividen en tres ciclos; el primer ciclo se llama «fundamental» e incluye los cuatro primeros grados de la RDC; el segundo ciclo o ciclo «radical» incluye los siguientes grados de quinto a octavo; el tercer ciclo o ciclo «existencial» trabaja los últimos cuatro grados del noveno al duodécimo.

El primer ciclo de la RDC

La RDC 1: la primera fase de la RDC está inspirada en el yoga y también se conoce como el grado de la concentración. La práctica nos hace conscientes de nuestro esquema corporal: nuestra forma, nuestro movimiento, nuestro tono muscular. También aprendemos a respirar correctamente. Poco a poco nos volvemos capaces de eliminar tensiones físicas y de «somatizar» sentimientos positivos, sobre todo a nivel de nuestra piel.

La RDC 2 : el segundo grado está inspirado en el budismo; también se le llama grado contemplativo. Su práctica nos ayudará a tomar consciencia de nuestra mente. Sin olvidar la presencia de nuestra corporalidad, empezamos a conscienciar nuestros pensamientos. Desarrollamos una contemplación senso-perceptiva externa e interna. Este nivel también incluye técnicas de «futurización».

La RDC 3 : el tercer grado de la RDC está inspirado en el Zen japonés; también se le llama grado meditativo. Con la práctica, podremos vivir la integración mente-cuerpo. Incluye técnicas de «preterización» que nos ayudan a percibir nuestras emociones positivas, centrándonos en los recuerdos de experiencias pasadas.

La RDC 4 : el cuarto grado de la RDC pone especial énfasis en la presencia de valores; su ejercicio nos hace vivir y reforzar los valores fundamentales del ser humano en toda nuestra corporalidad.

A lo largo de estos cuatro grados, el cuerpo está siempre presente. Entramos poco a poco en la consciencia de nuestros tejidos del cuerpo, especialmente la piel, los músculos, los huesos y los órganos internos. Se trabaja la sensación, la percepción, la cinestésica (percepción consciente del movimiento del cuerpo) y la cenestesia (todas las sensaciones internas dadas por todos nuestros órganos, que nos hacen sentir nuestra existencia, independientemente de la función añadida de los cinco sentidos).

El segundo ciclo de la RDC

La formación desde el quinto hasta el octavo grado, nos permite percibir la energía presente en toda la corporalidad como el asiento de la consciencia. En esta etapa tomamos consciencia de la filogenia (historia evolutiva de la especie) y la ontogenia (desarrollo de un individuo desde la fecundación hasta su forma adulta) como los fenómenos característicos de la historia de la evolución de la consciencia humana.

El tercer ciclo de la RDC

Del noveno al duodécimo grado de la RDC, se fortalece la presencia y vivencia de los valores existenciales como la libertad, la tridimensionalidad (toma de consciencia del pasado, presente y futuro), la responsabilidad y la dignidad del ser humano.

Las técnicas específicas (llamadas técnicas frónicas específicas)

Son un conjunto de técnicas dirigidas de corta duración (10-15 minutos) que buscan lograr resultados concretos a nivel terapéutico, educativo, deportivo o preventivo.

Se distinguen :

  • Las técnicas de «presentación» que refuerzan lo positivo del presente.
  • Las técnicas de «futurización» que fortalecen el futuro de manera positiva.
  • Las técnicas de «preterización» que refuerzan los acontecimientos positivos del pasado.
  • Las técnicas de «totalización», que se refieren a los tres parámetros de la consciencia.

Los beneficios de la sofrología

Cada etapa del Método Caycedo® tiene sus propios objetivos y se compone de una serie de ejercicios basados en la concentración, la imaginación y la contemplación. Algunos ejercicios utilizan los cinco sentidos para desarrollar la conciencia contemplativa, que nos lleva a ser más conscientes del momento presente.

Otras técnicas utilizan la imaginación para ayudarnos a anticipar el futuro de forma positiva y destacar los sentimientos positivos del pasado.

Durante las sesiones, la persona aprenderá a ser más consciente de sí misma, a ser «sujeto» de su cuerpo y de su mente; poco a poco tomará las riendas de su vida, alejándose de los automatismos y condicionamientos, de la tiranía del materialismo y de la urgencia cotidiana.

Desde el punto de vista corporal, estos ejercicios revelan sensaciones de vitalidad y ayudan a relajar las tensiones. Proporcionan una sensación de serenidad, bienestar físico y mental que permitirán salir del estado de estrés permanente.

Las técnicas de sofrología

A nivel mental, activan la concentración, la lucidez y la creatividad del individuo, permitiéndole sustraerse a las preocupaciones cotidianas.

La práctica regular ayudará a canalizar las emociones negativas y se encargará de despertar las positivas.

Este entrenamiento tenderá progresivamente hacia la conquista de una forma diferente de «estar en el mundo», hacia una transformación de la consciencia ordinaria en una consciencia armoniosa y positiva. Una existencia llena de vitalidad que se caracterizará por una actitud positiva del individuo, hacia sí mismo y hacia el mundo que lo rodea.

Algunos puntos clave de la sofrología

Una práctica abierta a todos

La sofrología es un entrenamiento personal que se dirige a cualquier persona que desee conocerse mejor y desarrollar una conciencia serena y positiva: niños, estudiantes, adultos, ancianos, pero también en el marco de su práctica, los profesores, los profesionales de la salud y el mundo de la empresa, el deporte, o las artes…

La alianza

La relación durante la formación en sofrología entre el sofrólogo y su cliente (o alumno) es una relación de iguales, de adulto a adulto. El sofrólogo actúa acompañando y guiando. Su objetivo es que su cliente trabaje con total autonomía, guiado por su propio «sentimiento». El sofrólogo no interpreta, orienta la experiencia vivida, y deja a la consciencia del cliente el cuidado de organizarla por sí misma.

Una terapia alternativa

Los profesionales de la salud la utilizan como terapia, ya sea de forma aislada o como complemento de otras terapias.

Ropa sencilla, un ambiente agradable.

La sofrología se practica con ropa informal o de paseo, cómoda en cualquier caso. Algunos ejercicios se realizan en posición sentada, otros de pie en un entorno agradable, sin requisitos especiales.

Una práctica sin artificios

Durante la sesión de sofrología, es importante evitar cualquier artificialidad como los perfumes, el silencio absoluto, la oscuridad, la música, etc. La sofrología es un método que hay que aprender a practicar en la vida cotidiana y en un ambiente natural y neutral.

La sofrología caycediana se diferencia del psicoanálisis y la psicología

La sofrología estudia la consciencia, no el inconsciente, lo positivo en lugar de lo negativo. No utiliza la interpretación como diagnóstico, sino que permite que la experiencia de cada persona hable por sí misma.

Es un entrenamiento psicofísico de la consciencia basado en la percepción positiva de nuestro mundo interior y exterior.

La sofrología es apolítica y aconfesional

No está vinculada a ninguna corriente ideológica o religiosa y respeta las creencias y opiniones de todos.

Los tres campos de aplicación

Distinguimos tres campos de aplicación relacionados con la cualificación de cada sofrólogo y el contexto en el que ejerce :

 

  • Médico y paramédico: práctica destinada a médicos, psicólogos clínicos, dentistas, enfermeros, fisioterapeutas, matronas, logopedas, auxiliares de cuidados, etc.
  • Social, educativo y deportivo: práctica destinada a trabajadores sociales, educadores, profesores, entrenadores, técnicos deportivos, etc.
  • Preventivo: aplicación de la Sofrología Caycediana a la gestión del estrés o a la mejora del rendimiento en contextos como empresas, organizaciones, profesiones creativas, etc.

La sofrología en tu vida cotidiana

Estrés, salud, educación, deportes… Descubre todos los beneficios de la Sofrología Caycediana para tu cuerpo.

Deporte

Más allá de las capacidades técnicas y tácticas, en el nivel de cualquier rendimiento deportivo influyen en gran medida el autoconocimiento, el control emocional, la concentración, la motivación y la perseverancia del deportista. Se trata de una dimensión deportiva tanto o más importante que el dominio técnico y es un factor decisivo a la hora de ganar o perder, de superar o no los objetivos fijados.

Salud

La sofrología no es en sí misma una terapia pero puede tener según el contexto una vocación terapéutica.

En este campo, las técnicas sofrológicas están dirigidas por profesionales de la salud (médicos, psicólogos, fisioterapeutas, enfermeros, cirujanos dentales…) para garantizar un diagnóstico correcto y una terapia adecuada. Pueden aplicarse solas o como complemento de una terapia.

Educación

La sofropedagogía es una rama de la sofrología especializada en el campo de la educación del aprendizaje. Es útil desde la primera infancia y durante las últimas etapas de la vida.

El niño y el adolescente de hoy pueden enfrentarse a muchas dificultades, como problemas familiares, interpersonales o escolares. A veces, los síntomas físicos (alteraciones del sueño, somatizaciones) dificultan el aprendizaje. La sofrología ayuda a gestionar las vicisitudes y optimizar su eficacia personal en el estudio.

Gestión del estrés

El Método Caycedo es apto para todas las edades; desde niños hasta adultos, adolescentes y personas mayores. Es un entrenamiento que ayuda a mantener un sano equilibrio psicológico, mejora la calidad de vida y desarrolla los valores humanos como base de nuestra realización personal.

Tiene aplicaciones en el desarrollo personal, la prevención y el control del estrés.

En resumen

La Sofrología es un entrenamiento personal basado en técnicas de relajación y de activación del cuerpo y de la mente. La práctica regular de estas técnicas permite a la persona gestionar sus emociones y desarrollar sus capacidades en cualquier ámbito de su vida. La sofrología potencia la consciencia de uno mismo y refuerza los recursos propios de la persona, favoreciendo la creación de hábitos positivos y la vivencia de una cotidianidad serena.

La Sofrología fue fundada en el año 1960 por el Dr. Alfonso Caycedo, médico neuropsiquiatra, en Madrid (España). La palabra Sofrología proviene de las raíces griegas: sos, equilibrio; phren, consciencia y logos, estudio y significa “estudio de la consciencia en equilibrio” siendo su objetivo el desarrollo de una consciencia serena y positiva. Considera el ser humano como una unidad bio-psico-social. Es una disciplina apolítica y aconfesional indicada para cualquier sexo y edad (desde el parvulario hasta la cuarta edad). Hasta el momento, y después de más de 60 años de existencia, no se conocen contraindicaciones médicas asociadas a su uso.

En su fin último, la sofrología persigue el desarrollo de las capacidades y los valores existenciales de la persona tales como libertad, responsabilidad y dignidad. La Sofrología ha experimentado un notable avance y consolidación en muchos países de Occidente como Francia, Suiza, Italia, Bélgica, Portugal y España.

La Sofrología es un método accesible y aconsejable para cualquier persona. El único requisito esencial es la autodisciplina para ejecutar la práctica durante las primeras semanas, hasta que la obtención de resultados evidentes (muchas veces en cuestión de días) la convierte en un hábito saludable para la vida cotidiana.

El objetivo de la sofrología es aumentar los recursos personales para:

1. Favorecer en la persona la consciencia de la percepción de su propio cuerpo y de su mente y mejorar la gestión de su respuesta de estrés y de relajación.
2. Desarrollar mayor serenidad y una actitud constructiva ante los estresores.
3. Aprender a relajarse física y mentalmente.
4. Promover un biorritmo saludable impulsando la práctica de ejercicio físico y mental y el establecimiento de una alimentación sana.
5. Desarrollar actitudes positivas ante la vida (anticipación positiva) y optimismo ante los proyectos de la vida.
6. Aprender a gestionar los pensamientos negativos (preguntas, dialogo interno) y emociones negativas (ansiedad, irritabilidad, etc.).
7. Promover bienestar, autoestima y seguridad en uno mismo.


→ Más información y bienvenida a la metodología y disciplina de la sofrología