Iniciación a la sofrología en niños de 4 a 12 años

Escrito por Instituto Internacional de Sofrología Caycediana

El Instituto Internacional de Sofrología es la academia oficial fundada por el creador de la Sofrología, el Dr. Alfonso Caycedo Lozano, en la década de 1960, y ha permanecido hasta hoy velando por el mantenimiento y protección de su método.

16 May, 2017

Anne Houyet, enfermera pediatra y sofróloga
Me he formado como enfermera pediatra y tengo un Máster de Sofrología Caycediana. Imparto clases en la Academia de Sofrología Caycediana de Bélgica y Luxemburgo.
Como sofróloga, colaboro con pediatras y neuropediatras; diferentes actores del ámbito paramedical: fisios y osteópatas; colaboro también con padres y colegios. Visito en en mi consulta y acudo a los domicilios.
La sofrología es una método que los niños y adolescentes pueden integrar rápidamente en su día a día familiar, social, escolar, deportivo…
Practicar sofrología permite a los jóvenes alcanzar un mejor conocimiento de sí mismos y de su cuerpo. Les permite descubrir su potencial y reforzar la confianza en sí mismos.
Adaptándola en lo referente al vocabulario y a los ejercicios, es obligatoriamente más lúdica y respeta el tiempo de concentración de cada uno.
La sofrología resulta pues ser una herramienta muy cómoda para todos los que, en un momento dado, necesitan un pequeño empuje para:

  • Mejorar el sueño (cuando uno no consigue dormirse solo, cuando le cuesta dormirse o se tienen pesadillas).
  • Vencer los problemas de enuresis, estreñimiento crónico, bulimia o anorexia
  • Fomentar la concentración.
  • Ayudar a preparar pruebas escolares, artísticas, deportivas, médicas.
  • Reforzar la competitividad.
  • Hacer un buen uso del exceso de energía.
  • Aprender a vivir con las angustias, las crisis de asma, los tics, la tartamudez…
  • Recobrar la autoestima.
  • Recobrar la confianza después de un fracaso escolar…

Practicando la sofrología, cada uno a su ritmo, encuentran sus marcas, conquistan su cuerpo, aprenden a escuchar sus sensaciones, despiertan sus capacidades de acción positiva, aumenta la confianza en sí mismos y aprenden a ser actores conscientes de su vida. Lo que suponía un freno, se convierte en fuerza.
¿Quieres acceder al artículo completo? Haz clic en el icono.

Le puede interesar también…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *