La vida del Dr. Caycedo

Escrito por Instituto Internacional de Sofrología Caycediana

El Instituto Internacional de Sofrología es la academia oficial fundada por el creador de la Sofrología, el Dr. Alfonso Caycedo Lozano, en la década de 1960, y ha permanecido hasta hoy velando por el mantenimiento y protección de su método.

5 Jul, 2017

Por la dra. Natalia CAYCEDO
Doctora en Medicina. Especialista en Psiquiatría. Diplomada en Neuropsicología y Neurofisiología.
Presidenta de Sofrocay, Academia Internacional de Sofrología Caycediana.
Vida del Prof. Alfonso Caycedo
En conmemoración del 80 aniversario de mi padre, he querido dedicar esta sección de la revista a describir, en varios capítulos, la historicidad de su vida, desde su infancia hasta la actualidad. Como hija y psiquiatra, describiré mi encuentro fenomenológico con su historicidad. Me basaré, por un lado, en el contenido de mis charlas con él y en las que mantenía con sus familiares y amigos; y por otro, en el estudio profundo de sus escritos.
Mi padre nace en Bogotá el 19 de noviembre de 1932, en el seno de una familia de origen español. Su padre es Don Marcos Caycedo Burgos, arquitecto de profesión,- y su madre, Doña Olga Lozano Caballero, escritora y política. …I es el segundo de tres hermanos.
Procedente de una familia católica, cursó sus estudios primarios en el colegio Virrey Solís, de los hermanos franciscanos, en su ciudad natal. La formación recibida en esos años dejaron en su vida personal y profesional la huella de un profundo humanismo cristiano.
Desde joven se caracteriza por una personalidad fuerte y perseverante, y por estar dotado de una gran inteligencia e intuición. Todo ello le condujo a ser pionero en muchos aspectos: personales, intelectuales y profesionales.
Estudiante de Medicina
Muestra muy pronto interés por la medicina y sueña con estudiar en la Facultad de Medicina de Madrid, una universidad de gran reputación internacional y con una importante atracción para jóvenes científicos castellano parlantes en todo el mundo.
Decide solicitar una plaza, la obtiene y, después de un largo viaje en barco en solitario, empieza a estudiar Medicina en Madrid. En la España de la postguerra, ha de combinar trabajo y estudios.
Entre sus profesores de Medicina, cabe mencionar al gran Pedro Lain Entralgo, médico, historiador y filósofo español, catedrático de la Historia de la Medicina.
Tuve el honor de conocer al Profesor Laín Entralgo durante el viaje que éste realizó a Colombia en 1983. Como estudiante de Medicina, asistí a una conferencia que impartió a un colectivo de médicos en calidad de director dela Real Academia
Nacional de Medicina y de la Real Academia de la Historia. Su sabiduría y su elocución eran admirables. En ese momento, comprendí, tal y como lo comentaba mi padre, hasta qué punto le habían influido las clases de este gran profesor, llevándole a estudiar los clásicos griegos que utilizaban la palabra con fines terapéuticos. Más tarde, en el séptimo volumen del tratado Historia Universal de la Medicina, Laín Entralgo hará mención de su ilustre alumno Alfonso Caycedo como fundador de la Sofrología. Entre sus obras, el libro La curación por la palabra en la antigüedad clásica, ciertamente influiría en su interés por profundizar en los clásicos griegos. Más adelante explicaré en qué medida las obras de Platón y Aristóteles inspirarán algunos conceptos en Sofrología.
Una vez obtenida su licenciatura en Medicina y Cirugía  en la Facultad de Medicina de Madrid, su interés por las enfermedades mentales y, especialmente, por la psiquiatría le acerca al prestigioso psiquiatra internacional Prof. Juan-José López Ibor (2), del que llegó a ser uno de sus colaboradores más cercanos. Mi padre, no solo lo considera su gran maestro, sino que, cuando muere mi abuelo paterno (mi padre tenía 22 años), Don Juan José, como le solía llamar, se convierte para él como en un segundo padre.

¿Quieres acceder al artículo completo? Clic en el enlace:

Le puede interesar también…

El valor de la esperanza

El valor de la esperanza

Estamos llegando al final del confinamiento. Son momentos importantes para tomar consciencia de nuestro pasado, de...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *