La sofrología según la Doctora Natalia Caycedo

En una entrevista concedida a The Ecologist, la doctora Natalia Caycedo, especialista en Psiquiatría y diplomada en Neurofisiología y en Neuropsicología, define la sofrología como “una disciplina que nos ayuda a desarrollar una consciencia serena y a potenciar nuestros propios valores”.

La doctora Caycedo, hija del creador de la sofrología – Alfonso Caycedo – destaca, además, la eficacia de la sofrología en algunas patologías de carácter mental.

¿Qué es la sofrología? 

En palabras de Natalia Caycedo, la sofrología es una disciplina que nos ayuda a desarrollar una consciencia serena en el día a día usando técnicas propias de relajación y de activación de nuestro cuerpo y de nuestra mente.

Creada en 1960 por Alfonso Caycedo, inicialmente nació en el medio hospitalario y posteriormente fue aplicándose, de manera progresiva, en los campos de la pedagogía, el deporte y la empresa.

Se basa principalmente en la promoción de la salud psicofísica y la seguridad de la persona.

Se puede aplicar a personas que padezcan trastornos de ansiedad tales como el pánico o las fobias, igualmente la sofrología es útil para tratar enfermedades psicosomáticas, depresiones leves o  moderadas e incluso el insomnio.

En cuanto a los trastornos mentales de carácter psicótico, la sofrología sólo se puede aplicar como terapia complementaria cuando el paciente ya está estabilizado.

Otras aplicaciones

La Dra. Caycedo señala que la sofrología también se puede aplicar en personas con afecciones físicas (ayudando al paciente a afrontar una nueva situación con serenidad); en los ámbitos de la pedagogía (mediante la utilización de técnicas de concentración, memoria y aprendizaje), el deporte o la empresa (con el objetivo de gestionar el estrés laboral y personal, y mejorar las capacidades).

Terapias combinadas y el valor de aprender a escuchar nuestro cuerpo

Según la doctora Caycedo, la sofrología puede combinarse con otro tipo de terapias (alopáticas y naturales) para que el paciente se beneficie de las bondades de cada disciplina. Todos los tratamientos son de carácter totalmente personalizado.

Caycedo afirma, además, que dedicando unos 20 minutos a la práctica de las técnicas sofrológicas, cambiaremos la percepción de nuestro cuerpo, conoceremos mejor nuestros pensamientos, identificaremos nuestras emociones y potenciaremos nuestros valores.

Síntomas como el dolor de cabeza, de espalda o de abdomen son signos que nos pueden indicar que algo no va bien, y esos síntomas se pueden convertir en enfermedades psicosomáticas fácilmente tratables a través de la sofrología.

Interés, espiritualidad y algo tan común como el insomnio

La sofrología, al igual que todas las terapias, requiere que haya un interés por parte del paciente. Una actitud pasiva no funciona. Por otra parte, la sofrología está cercana al mundo espiritual; en ella se trabajan tanto los valores éticos como las virtudes de las personas para conseguir a través de ellos la felicidad.

Una persona con insomnio, por ejemplo, puede aprender a través de la sofrología a combatir sus preocupaciones y emociones desagradables, y descubrir la paz y la serenidad es en su interior. De este modo, “aprende a ser sujeto de sus pensamientos y emociones, en lugar de ser objeto de ellas”.

0 Respuestas en La sofrología según la Doctora Natalia Caycedo"

    Deja un mensaje

    

    Suscríbete a nuestra newsletter
    para recibir las últimas noticias
    sobre sofrología

    ¡Gracias! ¡Te has suscrito con éxito!