Aprende a sobrellevar el dolor de espalda

Reduce tu dolor de espalda siguiendo los pasos de somatización positiva utilizados en sofrología.

El dolor de espalda puede ser desde un dolor leve y constante hasta punzadas agudas repentinas que dificulten el movimiento. El dolor puede surgir de repente, con una caída o al levantar algo pesado. También puede empeorar poco a poco.

¿Cuáles son las causas del dolor de espalda?

El dolor de espalda puede tener muchas causas. Los problemas relacionados con la mecánica de la espalda misma pueden causar dolor. Por ejemplo:

  1. Discos lesionados
  2. Espasmo
  3. Tensión muscular
  4. Hernia discal.
  5. Las lesiones causadas por esguinces, fracturas, accidentes y caídas pueden resultar en dolores de espalda.

El dolor de espalda también puede ocurrir junto con algunas otras condiciones y enfermedades tales como:

  1. Escoliosis
  2. Espondilolistesis
  3. Artritis
  4. Estenosis lumbar
  5. Embarazo
  6. Piedras en los riñones
  7. Infecciones
  8. Endometriosis
  9. Fibromialgia.
  10. Las infecciones, los tumores y el estrés también podrían causar dolores de espalda.

¿Se puede prevenir el dolor de espalda?

Las mejores medidas preventivas contra el dolor de espalda son:

  • Hacer ejercicio regularmente para fortalecer los músculos de la espalda.
  • Mantener un peso saludable o rebajar si tiene sobrepeso. Para mantener huesos fuertes, necesita ingerir suficiente calcio y vitamina D todos los días.
  • Mantener una buena postura parándose derecho y evitar levantar objetos pesados mientras sea posible. Si tiene que levantar algo pesado, doble las rodillas y mantenga la espalda derecha.

 ¿Cuál es el tratamiento para el dolor de espalda?

El tratamiento para el dolor de espalda dependerá del tipo de dolor que padezca. El dolor de espalda intenso suele aliviarse sin tratamiento, pero podría tomar aspirina o ibuprofeno para aliviar el dolor.

A continuación, describimos algunos tipos de tratamiento para el dolor de espalda crónico.

Compresas calientes o frías (o ambas)

Las compresas calientes o frías pueden aliviar la rigidez y el dolor de espalda. El calor reduce los espasmos musculares y el dolor. El frío ayuda a reducir la hinchazón y adormece el dolor profundo. Usar compresas calientes o frías puede aliviar el dolor, pero este tratamiento no corrige las causas del dolor de espalda crónico.

Cambios de conducta

Usted puede aprender a levantar, empujar y cargar sin esforzar tanto la espalda. Hacer cambios en la forma en que hace ejercicios, descansa o duerme también puede ayudar a disminuir el dolor de espalda. Dejar de fumar y llevar una dieta saludable también le puede ayudar.

Tratamientos de medicina alternativa y complementaria

Cuando el dolor de espalda se vuelve crónico o cuando otros tratamientos no lo alivian, algunas personas prueban tratamientos complementarios y alternativos. Uno de ellos es la sofrología.

La sofrología —cuya etimología proviene de las raíces griegas sos («armonía»), fren («consciencia») y logos («estudio»), y por tanto podemos decir que trata del «estudio de la consciencia en equilibrio»— es útil para todo el mundo y no conoce contraindicaciones ni efectos secundarios. Puede ser utilizada tanto por personas que sufren ciertas enfermedades o trastornos (insomnio, ansiedad, fibromialgia, etc.) como por personas sanas interesadas en optimizar sus recursos personales.

Para mejorar su dolor de espalda puede probar a realizar el curso gratis de gestión del estrés situado en la parte superior de esta web. 

Este curso le acompañará para que conozca la sofrología y pueda realizar dos de sus técnicas básicas grabadas en formato de audio.

Artículo científico proporcionado por

Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel

10 noviembre 2014

0 Respuestas en Aprende a sobrellevar el dolor de espalda"

    

    Suscríbete a nuestra newsletter
    para recibir las últimas noticias
    sobre sofrología

    ¡Gracias! ¡Te has suscrito con éxito!