La Sofrología y cómo conseguir liberarse del tabaco.

“El estado de consciencia sofrónica es una modalidad existencial de la consciencia que no se da inmediatamente, sino que se descubre y conquista en un lento y largo proceso, en interacción con otras consciencias humanas.”

Con estas palabras de Jacques Sola extraídas de El Mundo de Sofrón se nos describe, de forma muy clara, cómo alguien puede ser capaz de liberarse del tabaco y afrontar una nueva etapa en su vida personal. Este fue el caso de la protagonista de este testimonio.

Testimonio real

Una testimonio nos cuenta que fue fumadora durante más de diez años, un período durante el cual acarreó un fuerte sentimiento de culpabilidad por su incapacidad para dejarlo. Se sentía esclava, dependiente del tabaco y en tensión constante por considerar, además, el acto de fumar como un placer.

Añadido a ello, sentía una enorme incoherencia entre los propios valores (cuidar la alimentación, hacer deporte o meditar) y los actos que realizaba (fumar entre 12 y 15 cigarrillos diarios).

Es por ello que, cuando finalmente decide dejar el tabaco, se refugia en los métodos aplicados en la sofrología caycediana, lo cual le permite realizar la prueba física acerca de la diferencia entre un pensamiento, una intuición y un sentimiento de confianza. Se produce entonces un movimiento de retromanencia y fuerza integradora que llega hasta el interior de su biología.

El resultado: no fumar durante un día y dejarlo para siempre.

El papel real de la sofrología caycediana en el proceso

Tras dos ciclos de formación pudo conocerse a sí misma y hacer surgir la propia biología a sus valores existenciales en sintonía con su ser. Ello era consecuencia de la unión con la nueva existencia que se puede vivir tras descubrir la propia radicalidad.

Y es que, tal y como afirma Caycedo, queda demostrado que “toda acción positiva sobre uno de los elementos de la consciencia afecta y activa todas las capacidades de la misma”.

A nuestra testigo el trabajo cotidiano realizado en grupo o individualmente desde el inicio de la formación le permitió descubrir las estructuras fundamentales del propio ser y sus valores profundos percibidos en los fundamentos de la propia biología. Según ella, gracias al hecho de alejar los pensamientos negativos consiguió dejar de fumar, la Felicidad Vital y la Libertad.

Durante el proceso, no trabajó el negativo pero reforzó el positivo de cada una de sus estructuras interiores y, en consecuencia, su  visión del tabaco cambió: lo apreció como si fuera la primera vez que lo veía, y de este modo fue capaz de contemplar su esencia y todos los aspectos negativos que suponía, además del sentimiento de culpabilidad y el malestar que le producía.

Una vez alcanzado el 10º grado, fue capaz de percibir los valores pasados, presentes y futuros, al igual que los valores tridimensionales enfocados al objeto del cigarro.

Así, nuestra protagonista nos cuenta de cómo se dio cuenta que empezó a fumar con el objeto de relacionarse con otras personas y ser aceptada, ya que existía una carencia de confianza en sí misma y de su propia percepción.

Su visión del mundo y del tabaquismo cambió. En lugar de aferrarse al deseo de fumar, se otorgó el derecho a vivir. No fue un proceso sencillo pero la ley de repetición vivencial aumentó el efecto de vivencias anteriores. De este modo, pudo integrar nuevos automatismos conscientes y escogidos.

Su liberación del tabaco supuso, además, la conquista de la consciencia sofrónica. Empezó a dar sentido a todos sus actos, y la sofrología caycediana le permitió desarrollar un nuevo espacio interior donde dar sentido y valor a las acciones de la existencia.

¿Quieres acceder al artículo completo? Puedes hacerlo haciendo clic en el siguiente enlace. Artículo completo: Liberación del tabaco

Si quieres tener una cita con uno de nuestros especialistas para tratar tu caso, contacta con nosotros en el 934 51 16 36.

18 agosto 2016

0 Respuestas en La Sofrología y cómo conseguir liberarse del tabaco."

    Deja un mensaje

    

    Suscríbete a nuestra newsletter
    para recibir las últimas noticias
    sobre sofrología

    ¡Gracias! ¡Te has suscrito con éxito!